Ya era hora de que algún país tomase cartas en el asunto y ha sido nuestros vecinos los franceses los que se van a poner serio con la excesiva delgadez de las modelos. Tanto es así que desde este mismo sábado, las modelos que quieran participar en desfiles o pasarelas deberán presentar un certificado médico que pruebe que no están demasiado delgadas y/o que su delgadez no sea insana.

Si por el contrario, el documento indica que no son mujeres (u hombres) saludables, o que sus pesos o sus alturas no guardan proporción con el índice de masa corporal, entonces no se pisarán las pasarelas de Francia. Chapeau!

Las y los maniquís deben acreditar un índice de masa corporal adecuado

Recordemos que la OMS (Organización Mundial de la Sauld) considera a una persona extremadamente delgada cuando su IMC (índice de masa corporal o relación entre peso y altura, para que nos entendamos) es inferior a 18'5. En este punto, distingue también entre:

  • Delgadez ligera: valores de IMC entre 17'8 y 18'5.
  • Delgadez moderada: entre 16 y 17.
  • Delgadez severa: todos los valores por debajo de 16.

En Francia se están tomando este tema muy en serio porque es un problema que afecta a unas 600.000 jóvenes (40.000 de ellas además sufren anorexia). Y es que los trastornos de conducta alimentaria son la segunda causa de mortalidad entre las personas de 15 a 24 años en el país galo, por detrás de los accidentes de tráfico.

Fijaos si la cosa es seria que los empleadores (ya sean de revistas de moda o agencias) que no respeten esta nueva normativa podrán ser condenados a penas de hasta seis meses de prisión y multas de 75.000 euros. ¡Stop a la anorexia!

Fuente: Público.es