Varias son las divas que han puesto en ristre el término Athleisure: Rihanna, Gigi Hadid, Kendall Jenner y Kim Kardashian han sido una de las primeras y grandes embajadoras de este nuevo concepto de la moda. Tal y como su nombre indica, adopta las prendas y looks propios del gimnasio al estilo de diario: ya sea para ir a la oficina, como para ir de compras o para ir a tomar un café.

Llegados a este punto hay que decir que el athleisure no es un tema para tomárselo a la ligera, pues no es tan sencillo y, como casi todo, tiene sus matices. No vale con utilizar nuestra ropa de entrenamiento al voleo, ni mucho menos, puesto que -por ejemplo- por muy digno que parezca un outfit negro de pies a cabeza, no todas las piezas son aptas para vestir. Y esta norma es básica: los leggins hay que saber usarlos, tampoco vale abusar de ellos.

¿Qué es eso del Athleisure, la tendencia que Rihanna ha puesto de moda?

Tendencia athleisure: cómoda y ... ¿elegante?

Pero, ¿cuáles es la clave del athleisure? Pues muy sencillo: consiste crear looks híper cómodos y muy femeninos, en un perfecto equilibrio entre esas prendas sport y otras tendencias del otoño.

Prendas como los leggings, los top, las bómber, y las deportivas son las absolutas protagonistas de esta nueva tendencia, sí, pero siempre sumando elementos que les aporten un toque sofisticado. Por ejemplo, nuestra blazer favorita y los abrigos de lana son piezas muy versátiles que puede incorporarse en este tipo de looks pues combinan a la perfección con leggins y crop tops ceñidos.

Otra buena opción es utilizar un jersey de punto fluido como complemento para unos pantalones con raya deportiva y zapatillas, (como la foto adjunta) y lograremos compensar de esta forma el carácter deportivo de estos elementos con un aire más femenino. ¿Queda o no queda resultón? En cualquier caso, cómo es tela...

Fuente: Vogue | Imagen del artículo: Juanlu Real - Realización: Ana Casasnovas