Bajo esta pinta tan inocente y llamativa se esconde una letal toxina. Un veneno tan potente que es capaz de dejarte más seco o seca que la mojama. Y es que en maldita hora se han puesto de moda estas pulseras confeccionadas con semillas. No es la primera vez pero sí la más reciente. La Guardia Civil ha encontrado unas cuantas en las fiestas del Pilar en Zaragoza y en Soria. ¡Mucho ojo!

¿Cómo puedo identificar esta sustancia venenosa?

Su nombre científico es Abrus Precatorius, pero su nombre coloquial es semillas de abrina y es de un color rojo intenso, con un extremo negro y del tamaño de un guisante. Desde hace tiempo se utiliza en bisutería, bien para hacer collares, colgantes, pulseras y hasta rosarios.

Semillas venenosas de Abrus Precatorius

Comúnmente se la llama también "regaliz indio" o "semilla de la mariquita", y es potencialmente letal. Tanto es así que puede llegar a provocar la muerte por envenenamiento con una dosis de tres microgramos en sangre. Su ingesta resulta, por lo tanto, extremadamente peligrosa para el organismo humano. Pero ojo que el peligro no acaba aquí; también es peligroso portarla ya que su toxina se puede introducir en el organismo en pequeñas cantidades a través de la piel.

Una sola semilla puede provocar una intoxicación. Kaputt.

Procede de las montañas de India e Indochina, aunque también se encuentra en África y América, y entre sus síntomas más molestos están las alucinaciones y los vómitos compulsivos. Ha sido recientemente en Soria donde -presuntamente- han aparecido.

Al parecer fueron intervenidas cinco pulseras en el Mercado Medieval de la ciudad por un grupo de agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil el pasado domingo. Pero no es el único caso, en Zaragoza sucedió tres cuartos de lo mismo, aunque en esta ocasión fueron diez los brazaletes localizados.

Ya sabéis, si detectáis una tienda, puesto de mercadillo o alguien vendiendo estos artículos ... ¡avisad a las autoridades y ni locos lo compréis!

Fuente: ElNorteDeCastilla