El todopoderoso conglomerado empresarial Arnault acaba de dar un golpe en la mesa del lujo al comprar la firma Dior al cien por cien. Según hemos podido saber, LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy) ha ofrecido una astronómica cifra para hacerse con el control total del capital de Dior, del que ya poseía un 74%.

Dior, cuando el dinero no es un problema

El montante de la operación asciende a 12.150 millones de euros, un auténtico pastizal. El empresario Bernard Arnault, actual presidente del grupo, desembolsará una parte en efectivo y otra en acciones de otra histórica marca francesa, Hermès, de la que posee un 8'5% del capital desde el año 2014. Por si no fuera ya demasiado, la familia Arnault también se hará con Christian Dior Couture, la unidad operacional que desarrolla las colecciones de alta costura, prêt-à-porter y accesorios, por unos 6.500 millones de euritos adicionales.

Con esta inteligente y costosa maniobra, quedará integrada a su fastuosa división dedicada a la moda y marroquinería, de la que ya forma parte Parfums Christian Dior, a cargo de la perfumería y cosmética. Como nos gusta decir por aquí... casi ná.

Fuente: ElMundo
Imagen destacada: The Guilty Code