Parece que quedan atrás los tiempos fashioniles en que una únicamente podía salir “arreglada” a la calle con taconazo. Que sí, que los tacones son una monería. Y estilizan. Y la ropa queda mucho más chic cuando te subes a un mínimo de 8 cm de aguja. Pero ¡ay qué dolor de pies! después de una jornada de 10 horas seguidas fuera de casa sin poder quitarnos esos zapatos taaan top y taaan incómodos.

Yo ya estaba resignada con el famoso mantra “Para presumir, hay que sufrir” hasta que ha vuelto un revival de los años ochenta: las zapatillas de deporte. Que sí, que hay que reconocer que esa época fue un horror estéticamente hablando, pero la moda zapateril de entonces era bastante confortable, ya que todo el mundo iba calzado con sneakers a todas horas.

Zapatilla de deporte o “tenis” para tod@s

Actualmente se denominan de “urban style” y no sólo no chirría, sino que incluso es lo más plantarse unas Nike, Adidas, Diadora, Puma o New Balance con jeans o vestidos para salir a tomar algo o de shopping. Marcas que sólo teníamos en cuenta para ir al gym y que ahora puedes ponerte para casi cualquier evento social. ¡Viva la comodidad!

New Balance 373

New Balance 373

De todas estas marcas deportivas puedes encontrar modelos vintage reeditados, así como novedades. En concreto, mis New Balance (modelo 373, todo un clásico) las puedes encontrar en multitud de tiendas de deporte, y en Amazon).

Eso sí, los precios lamentablemente se han actualizado y no son los de hace 30 años. ¡Aunque tus pies bien lo valen!