El Pier 17 es uno de los lugares que más me atraen de la Gran Manzana. Todos los puertos tienen su encanto, pero éste se lleva la palma. Lo hemos visto en multitud de pelis; en realidad es un gustazo pasear por Nueva York, pues constántemente te vienen a la mente mil y una escenas de las películas que llevas viendo desde pequeño en el celuloide.

Pier 17, buenas vistas y más encanto

El South Street Seaport, vamos, la madre del cordero, se encuentra ubicado en los muelles 15, 16 y 17 del antiguo puerto de Nueva York. Con la apertura en 1967 del South Street Seaport Museum, el Seaport fue atrayendo comercios y establecimientos a unos edificios abandonados que estaban destinados a desaparecer.

Junto al río se encontraba el Fulton Market, un gran mercado de alimentación construido en 1822. En este lugar se encontraba el Fulton Fish Market, el mercado de venta de pescado al por mayor más grande e importante de Estados Unidos durante mucho, pero mucho tiempo. Desde esta ubicación, se puede contemplar perfectamente el famoso puente de Brooklyn.

Pier 17 (Nueva York), muelle marinero y skyline en uno

Pier 17 (Nueva York), muelle marinero y skyline en uno

Aprovechando ese “tirón” comercial, muchos empresarios han visto la oportunidad de crear un entorno pipón. En cuestión de muy poco tiempo, el Pier 17 se ha convertido, por méritos propios, en otro de los puntos “chic” de la ciudad.

Si vais de visita a NY no podéis dejar de visitar esta zona. Es una buena idea tomarse un refrigerio en una terracita de este fantástico lugar: que miras a un lado, skyline en todo su esplendor, que miras a otro, un genial embarcadero de madera con barcos (grandes y pequeños) de todo tipo. Y en tu mano un buen vino o una Budweiser.

Puedes encontrar más información sobre qué hacer en New York en esta atractiva guía.