Es domingo y hace un día precioso para pasear, hacer deporte, ir a la piscina o al campo. Pero ya empieza a hacer calor y el sol está cada vez más fuerte. Al igual que protegemos nuestra piel de los rayos del sol, nuestro cabello necesita protección. El sol es también un gran enemigo del pelo. En primavera – verano el pelo sufre no solo por los rayos UVA/UVB; también por el cloro de las piscinas, el salitre del mar, el exceso de viento, las altas temperaturas… Sobre todo, si está teñido o con mechas.

Lo ideal es cubrir la melena con una gorra, una pamela, un pañuelo. De paso, luces estos ideales complementos. Pero si prefieres mostrar pelazo, no olvides aplicar un buen protector capilar solar. Yo uso Alfaparf Solarium Protección Solar Ultra Ligero, que me va genial. No es graso, me protege el color y me deja el pelo suave y sedoso. De precio está estupendo, 14’85 euritos, 125 ml.

Recuerda aplicarlo cuantas veces sea necesario si te sumerges en el agua. Y cuando llegues a casa y te duches, usa una buena mascarilla hidratante. Ya que estás de culto al cuerpo, mima tu pelo y dale un descanso al secador y a la plancha de vez en cuando.

¿Qué protector usas tú? Cuéntanos.